La colección MAZE está inspirada en arneses que tradicionalmente han sido piezas de cuero masculinas. Le dimos un giro a la colección y lo transformamos en piezas femeninas resistentes pero veganas que pudieran utilizarse con lencería y con ropa de calle. Queríamos accesorios que fueran rompedores pero que respetaran la filosofía de la empresa de no usar ningún producto de origen animal. Tanto es así que tiene la aprobación de PETA.

Para el lanzamiento y promoción continua de la colección realizamos un shooting muy femenino que aplicamos a muchos materiales distintos: displays, flyers, banners, rollups, totebags, en stands para ferias como la feria de la lencería de Tokio o la de París.  Realizamos el evento de presentación en El Paracaidista, Madrid. Y aparecimos en multitud de medios tanto on como off line de todo el mundo.